La diabetes: una enfermedad azucarada

El cuerpo es una máquina perfecta llena de procesos, entre ellos el encargado del azúcar, en el que una llamada glucosa necesita de la insulina para ser transportada a la sangre y así llegar a los tejidos, siendo almacenada y usado cuando necesitamos energía.

La insulina es una hormona que transporta el azúcar, pero algunas personas no la producen o la rechazan y a este problema se le conoce como diabetes. Es una enfermedad de tipo crónica que puede ser tratada con insulina fabricada sintéticamente, sin embargo, muchos afectados son asintomáticos y las afecciones se presentan al tener muchos años con la enfermedad.

Jeringa de insulina
Foto: Marcelo Gonzalez

Dicha incapacidad con la insulina es por el páncreas, quien a veces no produce la hormona, y en otras ocasiones es porque las células de este órgano rechazan la sustancia creando una resistencia a la misma.

Al no tener como transportar el azúcar debidamente las personas pasan a ser hiperglicémicas, es decir tienen la glucosa elevada. Curiosamente esto genera una orina dulce, así como otros síntomas como: pérdida de peso constante, debilidad, mucho apetito, y complicaciones como el pie diabético.

6QK6iqXTUObZz7aYSxUbDDl72eJkfbmt4t8yenImKBVaiQDB_Rd1H6kmuBWtceBJ
De: Lilly

Existen varios tipos de diabetes, la tipo II, que es la más común y es asociada a malos hábitos alimenticios y obesidad. Otra es la tipo I, en esta la persona no produce la insulina o la produce poco, por lo cual los afectados son dependientes a tener dosis diarias de la hormona que transporta el azúcar.

recien_diag1
De: Diabetes, Bienestar y Salud

En algunos casos, según el estudiante de medicina Aarón Méndez, los padres de los niños con diabetes tipo I entran en una “luna de miel” porque entre la niñez y la preadolescencia muchas veces se les reduce la dosis de insulina y creen que pueden curarse, pero es  que en esta etapa es común que se sufra de hipoglucemia (bajas de azúcar). Sin embargo, al llegar a la adolescencia dejaran de sufrirlo y retomaran el tratamiento de siempre.

Jeringa de insulina
Foto: Cote2014

Un caso curioso y asombroso en la enfermedad es la diabetes gestacional en la que, inmediatamente al terminar el embarazo, las mujeres vuelven a sus niveles normales de azúcar. El estado hiperglicémico de estas mujeres es para abastecer la mayor demanda de nutrientes que se tienen en la gestación, siendo ello un caso particular de lo maravilloso de los procesos del cuerpo humano que hasta en el embarazo sabe qué hacer para que el feto se desarrolle con todos los nutrientes que necesita.

Imagen destacada: Nicolas Blouin

32tzi8cu @JisellHiguera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s